miércoles, 4 de junio de 2008

En el lago de las Hadas

¡¡Hola a todos!!

Aqui les vengo con esta pequeña historia que he inventado a partir de la imagen de mi presentacion anterior. Espero que les guste por k es muy conmovedora y tiene un final hermoso, snif snif....me emociono!
En fin ¡Que la disfruten por que va con todos mis poderes magicos!
Atte: Ferchii




EN EL LAGO DE LAS HADAS
Por: ferchii.darkbutterfly.vampire


Erase una vez una inocente jovencita que camina por un oscuro bosque. Ella no tenia miedo en absoluto en estar por aquella vereda completamente sola. Después de todo conocía lo que era realmente el miedo y el bosque, en cambio, siempre la había cobijado con seguridad y resguardo. Además, en esta ocasión, llevaba consigo una lámpara que por dentro emanaba una calida orbe azulada que iluminaba completamente su camino, era su compañía.

Continuaba con tranquilidad su camino y el único sonido que podía escucharse era el de sus pasos, el de los grillos y el de la tela del corto vestido que vestía y que ondeaba junto a la ligera brisa fresca y húmeda del viento… Pronto comenzó a escucharse el sonido del agua también.

El lago que ella buscaba ahora seguramente debía estar a unos pasos de ella y se detuvo por unos instantes al llegar al límite del bosque, y viendo como a lo lejos, sobre las aguas del hermoso lago que buscaba, una extraña luz blanca y brillante iluminaba aquel claro, compitiendo contra la luz pura de la mismísima luna. Y se acerco a las orillas del lago notando que sobre el agua sobrevolaban pequeños destellos luminosos de diferentes colores también.

- "Dime pequeña que te trae a mi presencia en esta apacible noche"- una voz femenina, pero cargada de sabiduría, provino de aquella brillante luz.

- "Oh gran deidad nocturna del lago.”- se sintió sobrecogida ante la magnificencia de aquella voz, que la hacia sentir tan diminuta e intrusa en ese lugar encantado. “Solo he venido a traer de regreso a alguien que se había perdido y que no encontraba su camino de regreso. En seguida me iré para no causarle mas molestias por mi indeseada presencia en su hogar, majestad"- la chica explicó con humildad haciendo una reverencia ante la sabia deidad y después acercó la lámpara de cristal a su rostro dejando a ver, por la luz que de esta emanaba, las cicatrices que surcaban su tierno rostro y todas aquellas más que no lograban ser ocultas por su ropa. - "Bien pequeña amiga, ya has llegado nuevamente a tu hogar. Ten cuidado de no ser atrapada por las polillas otra ves" - le sonríe a la pequeña lucecilla y luego abre uno de los cristales para permitirle salir.

La pequeña orbe azulada salio de inmediato y voló alegre alrededor de ella sintiéndose muy agradecida. Le acaricio la mejilla calidamente y luego alzó el vuelo acercándose hacia su deidad patrona, que brillaba en su espera en el cielo.

-"Oh, Ehmil, estoy tan contenta de saber que estas a salvo, todas tus hermanas te han estado extrañando, con el dolor en sus corazones, al pensar que te habíamos perdido”- le dijo con nostalgia a la ves que aquellos destellos sobre el agua se elevaban para volar alrededor del recién llegado dándole la bienvenida a casa.

Como respuesta la pequeña orbe se torno primero a un color sonrojado pero luego comenzó a parpadear en un tono grisáceo, pues estaba arrepentida por haber sido tan descuida en alejarse de sus hermanas convirtiéndose en presa fácil para sus enemigas, las polillas.

-“Tranquilízate, que gracias a la ayuda de esta amable jovencita, has podido regresar a casa a salvo. Tienes mucha suerte de que la jovencita te cuidara, hoy en día, no existen ya muchos humanos en los que podamos confiar”- le reprocho por el hecho de haberle revelado a esa joven el camino a su lago.

En otra respuesta la pequeña orbe levito nuevamente hacia la joven volviéndose de un color rojo brillante que parpadeaba a su vez en color negro, revelando un profundo enojo mientras daba vueltas alrededor de la confundida joven.

Ella no podía entender lo que su pequeña amiga decía, pero parecía estar deteniéndola para que no se fuera.

“… ¿Acaso había hecho algo realmente malo por haber llegado como intrusa al lugar? ¿Merecía algún castigo por haber sido tan insistente con la pequeña orbe para que la dejara acompañarla de regreso a casa? …Si así fuera… Lo único que le importaba era saber que su amiga estaba de regreso en casa, sana y salva, y no le importaba tener que pagar las consecuencias en manos de las hadas o en los peligros del bosque… después de todo era mucho peor el destino que le esperaba por haber escapado desde hace meses de casa, y si regresaba solo le esperaría una terrible golpiza…” Pensó la joven con profunda tristeza acariciando las cicatrices de una de sus mejillas.

Mientras tanto la deidad escuchaba con atención el relato que le explicaba la pequeña orbe enfurecida, estaba impresionada. La historia de aquella joven había sido muy triste y había sido tratada cruelmente desde su tierna niñez por sus padres. Esa era la razón por la que ella ya no confiaba tampoco en los humanos, ya había sido lastimada demasiado, y la deidad ahora comprendía el enfado de Ehmil, y eso que nunca se había enojado antes. Por lo que la deidad, sintiéndose conmovida por la historia de la joven, acepto dar su aprobación a la petición de Ehmil, la pequeña orbe.

-“Si todo lo que has dicho Ehmil es la pura verdad, no puedo tener objeción alguna para poder negarte esa petición, pero mas siempre recuerda que ha sido esto ha sido tu decisión, y que podrás volver nuevamente a tu estado original- advirtió a lo que la pequeña orbe respondió volando enérgicamente de arriba hacia abajo tornándose de un color azul resplandeciente, la deidad sonrió ente eso y entonces se dirigió hacia la joven de la que, gracias a Ehmil, sabia ahora su nombre. –“Oh, joven humana llamada Maedelyn. Por petición de Ehmil he aceptado que no habré de castigarte correspondientemente por haber entrado a este sagrado lugar, a cambio no podrás salir nunca más del lago y o de los bosques que le rodean, ¿entiendes?- dijo en forma seria. La chica algo estupefacta miro la gran luz…

“¿No volver a salir nunca más?” aquella frase resonó en la mente de la joven, siempre había vivido encerrada y eso era de las cosas que más la habían aterrado, un brillo azulado revoloteando cerca de su rostro la distrajo y enfoco su mirada en ella, viendo como luego volaba en círculos a su alrededor haciendo girar a la chica que la seguía con la mirada, fue entonces cuando la joven comprendió lo que estaba intentando decir. Ella no viviría realmente encerrada en ese lugar, si no que ahora iba a poder tener un lugar en donde pertenecería siempre protegida alejada de todas las personas que la estaban buscando para hacerle más daño, ahí nunca la podrían encontrar…

-“Y-yo no se si debería merecer algo así de verdad, su majestad…- dijo la chica sin poder evitar que pequeñas lagrimas salieran de sus ojos, lagrimas que prontamente fueron limpiadas cariñosamente por la pequeña orbe azul, que en un momento comenzó a distorsionarse agrandándose, y tomando la forma de un ser humano para que finalmente su brillo se dispersara en forma de diamantina alrededor de él dejando a la joven que quedo boquiabierta.

La pequeña orbe azulada ahora se había convertido en un joven de tez clara y hermosa, ojos color aquamarina y de cabellos del color azul de la noche iluminada por la luna.

Él posó una de sus calidas manos sobre las frías lágrimas en una de las mejillas de la joven y la miro de una forma triste y desolada.

-“Por favor, ya no soportaría que volvieras a derramar ni una sola lagrima más de tristeza, o haces romperse al corazón que hay aquí dentro de mi y que te ama, por favor, ya no llores más Maedy… Ahora al igual que tu lo hiciste yo también te protegeré de aquello que te haga daño”- y a continuación acerco su rostro al de la joven y beso con suavidad sus labios en una promesa que duraría hasta el final de los días de ambos. Ahora estarían por siempre juntos.






_____________.:Fin:.








-“¡Oye, oye! ¡Espera! ¡Como es posible que se acabe así la historia?”- grita Maedelyn.-“¡Ni siquiera dije que yo aceptaba esa promesa!”-

-“¡Pero Maedy, yo te amo!”- aparece Ehmil abrazando a Maedelyn a ruegas -“¡No me dejes!”-Lloriquea.

-“Ni siquiera me preguntaste si estaba de acuerdo con esta relación, pareció como si estuviera obligada a aceptarte”- insiste molesta.

-“Pero SI lo estas niña” ahora habló la luz brillante, la deidad, que en este momento se transforma en una hermosísima y voluptuosa mujer con ropajes de sedas traslucidas color azul, que dejaban apenas muy poco a la imaginación.- “Te dije que a cambio de no castigarte, o sea matarte, te quedarías aquí para siempre. Y que mejor que en la compañía de mi hijito”- dice orgullosa ante su brillante idea.

-“¡Pero eso no es justo! ¿Qué será de mi reputación? ¡En estos tiempos aún no se acepta vivir en unión libre!”- dijo apuntando a Ehmil con su dedo y hundiéndolo en el pecho del susodicho repetidas veces.

-“¡¿Te refieres al matrimonio?! ¡¿Estás loca mujer?! ¡Apenas le das tu corazón a una mujer y ya lo quieren todo!”- Ehmil se aleja al instante sintiéndose traicionado por ella.

-“O ya veo, ¿con que solo quieres que su relación se confirme con un papel firmado, eh?”- dice la deidad pensativa al tomar en cuanta la razón que tenia Maedelyn. –“Okay, no hay problema. Además ya era hora de que este hijo mió sentara cabeza, no que siempre anda solo de libertino, seduciendo y poniendo en peligro la virtud de las otras hadas.”-

-“¡Pero mamá no puedes hacerme eso! ¡Yo soy tu consentido!”- le protestó Ehmil a su madre.

-“Claro que si lo eres cariño, pero ya es hora de que te corrijas de una ves por todas y de que me des muchos nietesitos, ¡cada ves me estoy haciendo mas vieja! Piensa en tu pobre madre, ¡ni siquiera recordaste que hoy es mi cumpleaños 9529!”- solloza.

-“Ah, era hoy…”- le contesta Ehmil pensativo.-“¿Pero que acaso no era el cumpleaños 12071?”- dice cometiendo la indiscreción de revelar la verdadera edad de su madre.

-“¡Tu pequeño bribón malagradecido! ¡Ahora sufrirás por haber dicho eso! ¡Te casaras ya mismo como Maedelyn!- dice furiosa y apareciendo al instante todos los elementos necesarios para la ceremonia y el festejo, incluyendo el vestido de boda de Maeldelyn y el traje de su hijo.

-“¡SIIII! ¡Una boda! ¡Una boda!”- las demás hadas gritaron felices a su vez. Bailando y comenzando a tocar la música para el festejo.

-“¡Noooo! ¡No quiero!”- Ehmil gritó despavorido tratando de huir, pero sus demás hermanos “hados” lo detuvieron riéndose de él.

-“¡Ya era hora! Bien te lo tienes de merecido por andar de mujeriego por tanto tiempo y robándole la novia a los demás”- y así continuaron torturando hasta tiempo después en que comenzó la ceremonia.

Mientras Maedelyn ni se enteraba de nada por que estaba ensoñada con su vestido de novia, nunca había visto uno tan hermoso ¡Nunca!

-“¡Juro que no me quitare este vestido nunca!”- dice ella, alucinada aun, respondiendo a sus votos matrimoniales erradamente, pero nadie le dio importancia.

Y así finalmente se llevo acabo la boda, el reverendo fue el pez más anciano del fondo del lago, que por algún momento se quedo dormido en mitad de la ceremonia, asiendo sufrir a Ehmil más de su agonía al verse atrapado finalmente por una malvada mujer. Mientras que los demás disfrutaron de la fiesta hasta caer de bruces al suelo por tanto alcohol y comida.

Maedelyn vivió por siempre tranquila y protegida en ese lugar y ciertamente nunca más quiso quitarse su vestido, hasta que engordo por culpa de su primer embarazo y tuvo que buscar uno más cómodo (después de todo hubo un aspecto que si le gusto a Ehmil del matrimonio, por lo que pueden ver) Y la deidad del lago fue muy feliz al fin por que su hijo había sentado cabeza y pronto tendría nietesitos.


Ahora si:
***.:: FIN::.***

6 comentarios:

Anónimo dijo...

AWESOME STORIE!!!!!!!!

creo q sabes quien soy (risa malvada)

muy feo no decirme nada de q eran amigas (y dejarme fuera del blog)

ya van a ver....

naah mentira!!

la historia genial, obviamente, eres genial

espero historias de cualquiera de las dos, o cualquier cosa, espero algo xDD

Besos

lunick

kat-sama dijo...

ay, luni, luni, me vas a volver loca? jaja, tkm, loca! gracias por pasarte de veras. supongo que fue fer la que te pasó el link o fui yo... ?=?? ya ni me acuerdo, duh

ismael Cantu dijo...

me gusto como comenzo y mas como termino XD

estupendo relato, te doy un 100

atte Ismael

Anónimo dijo...

Ferchii!!
wow!
no me imaginaba ese final definitivamente ^^
al principio es realmete emotivo, triste T_T y bonito, el lago y las hadas...
y de repente ese super cambio!!
jeje
no lo imaginaba!!! se parece un poco al anime.
el hado me parecio un personaje muy gracioso y bipolar "yo te amo pero no me voy a casar"
jo, asi son los chicos jeje
la imagen en la que te inspiraste tambn estaba super bonita ^^

ojala sigas haciendo historias y gracias por avisarme.
chaooo
att: Vane_b

Anónimo dijo...

Ferchi;
Me encanta esa imagen; y me encanta la historia. Es una historia muy triste, tierna y con un inesperado final romantico y feliz. ¿Quien lo pensaria? Manejaste muy bien el recurso de la sorpresa. Ademas la justicia de las HADAS es lo maximo...jijijiji =). Y el final alternativo =) =) =) jijijijijiji....le hechaste la soga al cuello al HADO jijijiji
Por cierto me recuerda a mi adorado Dae...son parientes jijijiji =)!!!Viva las lucecitas azules!!!! Saludos...por cierto seria una gran historia.jijijiji!!!!

Amatista dijo...

Soy yo ahora con cuenta de en el blog. Mi adorado Dae te sirvio de inspiracion =)
Saludos.